Bienvenido, Homo luzonensis

Casualmente, hace menos de 24 horas estaba reflexionando con las dificultades para definir la especie de los denisovanos, de la que conocemos 3 dientes, 1 fragmento de falange de dedo y 1 fragmento de hueso parietal. Sin embargo, gracias a su material genético sabemos de este grupo humano mucha más información que de otras cuantas especies de homininos. De hecho, algunas de estas fueron definidas a partir de fósiles que tal vez no eran demasiado representativos, o eran muy pocos (recordemos Homo heidelbergensis, definida a partir de la famosa mandíbula de Mauer).

Hoy celebramos la propuesta de inclusión de una nueva especie en el árbol evolutivo humano, Homo luzonensis. Y tenemos al menos dos motivos para esta celebración: el primero, porque no todos los días (ni meses, ni años) podemos ser testigos del hallazgo de restos humanos tan distintos que lleven a la formulación de una especie nueva; el segundo, porque en general ha despertado un conjunto notable de opiniones a favor de que esta especie «ha venido para quedarse», tal vez no tanto por lo diferente de sus fósiles (que también), sino por la causa probable de tal diferenciación: el extremo aislamiento de aquellos humanos.

Homo luzonensis fossils

Fossil remains of H. luzonensis from Late Pleistocene sediments at Callao Cave. Credit: Détroit, F. et al. Nature doi.org/10.1038/s41586-019-1067-9 (2019)

Conozcamos a Homo luzonensis 

Luzón es la mayor de las islas de Filipinas, situada a 3000 km de Flores (Indonesia). Ambas han estado siempre aisladas en el océano, nunca han formado parte del continente. En Flores, unos homininos posiblemente asociados a Homo erectus o incluso Homo habilis llegaron a la isla y durante miles de años evolucionaron hacia formas enanas, junto con otra fauna del lugar como los estegodones. El resultado evolutivo fue Homo floresiensis, que vivió hace unos 60-100 ka. Pero hay otros restos humanos (aún más pequeños) en otra localidad de la isla (en Mata Menge) de hace 700 ka. Algo similar parece que ocurrió en Luzón.

Callao Cave, Luzon

Geographical location of Callao Cave. Credit: Détroit, F. et al. Nature doi.org/10.1038/s41586-019-1067-9 (2019)

Lo que hoy se ha presentado es un conjunto de 13 fósiles procedentes de la cueva de Callao, al norte de la isla: dientes, huesos de las manos y los pies, y un fragmento de fémur, que pertenecieron al menos a 3 individuos (2 adultos y 1 niño). Sus características son las siguientes:

  • Datación: se han datado por series de uranio un metatarsiano descubierto en 2007 en 67 ka, y un diente en 50 ka.
  • 7 dientes poscaninos (premolares y molares) del maxilar superior derecho, son muy pequeños, recuerdan a los de Homo floresiensis o humanos modernos en su tamaño y estructura simple, pero recuerdan a dientes de australopitecinos en el esmalte y las raíces.
  • 4 falanges de manos y pies y 1 tercer metatarsiano: de aspecto primitivo, similares a los de los australopitecinos, falanges curvadas y la del pie presenta signos de fuertes inserciones musculares para la flexión. Sugieren una adaptación a la vida arbórea: una reliquia, curiosa retención de rasgos de los humanos de que descienden.
  • 1 fragmento de fémur. Aunque se especula con que Homo luzonensis pudo ser de pequeña estatura, no se puede inferir directamente a partir de este fragmento ni de los otros restos.
Teeth Homo luzonensis

Premolar of H. luzonensis compared to H. floresiensis (Liang Bua 1), H. sapiens, H. erectus (Sangiran 4) and H. neanderthalensis (KRD 53). Credit: Détroit, F. et al. Nature doi.org/10.1038/s41586-019-1067-9 (2019)

 

El apasionante sureste asiático

Es importante poner en contexto la especie Homo luzonensis con otros hallazgos en el sureste asiático:

  • En el Valle Cagayan, al norte de Luzón, se recuperaron evidencias de presencia humana con una formidable datación de entre 631-777 ka: 400 huesos de rinoceronte (13 con marcas de corte) y 57 herramientas líticas.
  • En la isla de Sulawesi, Indonesia, se han encontrado herramientas líticas en Talepu, al suroeste, de 85-120 ka (algunas pueden corresponder a niveles de más de 200 ka), en Leang Burung 2 herrramientas de 50 ka, y pinturas rupestres en Leang Timpuseng al sur de antigüedad correspondiente ya a Homo sapiens: entre 35,4 y 39 ka (contemporáneas a las más antiguas de la cueva El Castillo, España). De Sulawesi podría provenir un posible antepasado común de Homo floresiensis y Homo luzonensis, en opinión de Chris Stringer o Matthew Tocheri.

Referencia: Détroit, F. et al. A new species of Homo from the Late Pleistocene of the Philippines.Nature https://doi.org/10.1038/s41586-019-1067-9 (2019).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.