Prado Vargas y los últimos neandertales del norte de la península ibérica

[English version below]

La cueva Prado Vargas es una de las cavidades del espectacular sistema kárstico de Ojo Guareña, uno de los más grandes de Europa, situado al norte de la provincia de Burgos (España).

La historia de los hallazgos en Prado Vargas comienza en 1986, con varias catas de Trino Torres buscando restos de oso de las cavernas, en las que encontró artefactos líticos de talla musteriense. Precisamente, Torres fue quien había hallado en 1976 la primera mandíbula de la Sima de los Huesos ATA-1 (buscando también restos de oso), que confió a Emiliano Aguirre, primer director de los trabajos de excavación moderna en Atapuerca.

Cuando Marta Navazo se topa con la caja de estos materiales, contacta con Torres para estudiarlos, y en 2005 realizan otra pequeña excavación. «En ese momento comprendo el potencial del sitio y me enamoro de él», describe Navazo con emoción. Desde 2016, los trabajos sistemáticos liderados por Navazo, Rodrigo Alonso y Alfonso Benito han recuperado un amplio conjunto de restos en el nivel 4, datado entre 39,8-54,7 ka (miles de años) por OSL y radiocarbono, publicados en 2021.

Este yacimiento contribuye a entender la actividad, estrategias y cultura de los últimos grupos neandertales en el norte de la península ibérica, y aporta una importante información en el marco temporal de la desaparición de esta especie. A continuación, resumo en qué consisten los hallazgos en este lugar. Agradezco a Marta Navazo su amabilidad y la información facilitada.

  • 70 m2 excavados con más de 8000 restos recuperados, entre huesos, dientes, carbones y artefactos líticos y óseos.
  • Huesos y dientes de distintas especies de fauna: ciervo, caballo, conejo, oso, bisonte, zorro, etc. La fragmentación de los huesos indica que los neandertales llevaron las extremidades de los animales al interior de la cueva, donde procesaban la carne y fracturaban los huesos para aprovechar la médula.

  • Más de 3000 herramientas líticas del Musteriense final: puntas, raederas, denticulados, muescas, láminas, perforadores… La mayoría son de sílex y de cuarcita de los alrededores, y cantos del cercano río Trema.

Crédito: Equipo de investigación de Prado Vargas

  • También numerosas herramientas de hueso: ya se han recuperado más de 100 retocadores de unos 10 cm de longitud como promedio, que servían para configurar herramientas y modificar y reavivar filos.
  • Una estructura de combustión, además de partes quemadas en distintos materiales.
  • Destaca un molar deciduo inferior encontrado en 2019, que perteneció a un individuo de unos 8 años. Aunque no se puede determinar el sexo, se le apodó Vera, que es el nombre de la nieta de Beni, dueño del prado donde se encuentra el yacimiento.

Diente neandertal PV-1360. Crédito: Equipo de investigación de Prado Vargas

El conjunto indica una importante variedad de materiales, artefactos y actividades en el lugar, con reciclado de núcleos, retoque de herramientas, reutilización intensa de materias primas… Y un sondeo estratigráfico ha permitido identificar que debajo del nivel 4 hay más de 6 m de sedimento. Este yacimiento nos habla de la presencia recurrente de grupos neandertales, y posibles tradiciones culturales entre generaciones en el territorio, pocos miles de años antes de la llegada de Homo sapiens a la península ibérica.

Por otra parte, Navazo también destaca la dinamización de la zona que han traído esos trabajos, con la implicación y el apoyo de distintas personas e instituciones de Cornejo, Quisicedo y otros pueblos: préstamos de espacio para alojamiento y laboratorio, voluntariado para lavar el sedimento en el río, talleres divulgativos, etc. Además, el estudio de Prado Vargas está permitiendo llevar a cabo actualmente tres tesis doctorales en la Universidad de Burgos.

Referencia: Navazo Ruiz, M. et al. (2021). Late Neanderthal subsistence strategies and cultural traditions in the northern Iberia Peninsula: Insights from Prado Vargas, Burgos, Spain. Quaternary Science Reviews

Crédito: Equipo de investigación de Prado Vargas

Prado Vargas and the last Neandertals of the northern Iberian Peninsula

The cave of Prado Vargas belongs to the spectacular karst system of Ojo Guareña, one of the largest in Europe, located in the north of Burgos (Spain).

The history of the findings in Prado Vargas begins in 1986, with several test pits by Trino Torres looking for remains of cave bear, where he found Mousterian lithic artifacts. Precisely Torres had found in 1976 the first mandible at Sima de los Huesos ATA-1 (also searching for bear remains) which gave to Emiliano Aguirre, the first director of the modern excavation work at Atapuerca.

Later, Marta Navazo came across the box of these materials, contacted Torres to analyse them, and in 2005 they carried out another small excavation. “At that moment I understand the potential of the site and fall in love with it”, Navazo describes with emotion. Since 2016, systematic work led by Navazo, Rodrigo Alonso and Alfonso Benito has yielded a large assemblage from level 4. This is dated between 39.8-54.7 ka (thousands of years) by OSL and radiocarbon, and published in 2021.

This site contributes to understand the activity, strategies and culture of the last Neandertal groups in the northern Iberian Peninsula, and provides important information in the time frame of the disappearance of this species. The following is a summary of the findings at this site. I thank Marta Navazo for her kindness and the information provided.

  • 70 m2 excavated with more than 8,000 remains recovered, including bones, teeth, charcoals and lithic and bone artifacts.
  • Bones and teeth of different species of fauna: deer, horse, rabbit, bear, bison, fox, etc. The fragmentation of the bones indicates that the Neandertals carried the limbs of the animals inside the cave, where they processed the meat and fractured the bones to get the marrow.
  • More than 3,000 lithic tools from the Late Mousterian: points, scrapers, denticulates, notches, blades, perforators… Most of them are made of flint and quartzite from the surrounding area, and cobbles from the nearby Trema river.
  • There are also numerous bone tools: more than 100 retouchers of about 10 cm as average, which were used to configure tools and to modify and resharpen blades.
  • A fire structure, in addition to other burnt parts in different materials.
  • A lower deciduous molar found in 2019, which belonged to a c. 8 year-old individual. Although the sex cannot be determined, it was nicknamed Vera, which is the name of the granddaughter of Beni, the owner of the land where the cave is located.

The cave indicates an important variety of materials, artifacts and activities at the site, with recycling of cores, retouching of tools, intense reuse of raw materials… Furthermore, a stratigraphic study has identified that below level 4 there is more than 6 m of sediment. This site tells us about the recurrent presence of Neandertal groups, and possible cultural traditions between generations in the territory – a few thousand years before the arrival of Homo sapiens to the Iberian Peninsula.

On the other hand, Navazo also highlights the dynamization of the area brought about by this work, with the involvement and support of different people and institutions from Cornejo, Quisicedo and other villages: space for accommodation and laboratory, volunteering to wash sediment in the river, informative workshops, etc. In addition, the study of Prado Vargas is currently providing three doctoral theses at the University of Burgos.

Reference: Navazo Ruiz, M. et al. (2021). Late Neanderthal subsistence strategies and cultural traditions in the northern Iberia Peninsula: Insights from Prado Vargas, Burgos, Spain. Quaternary Science Reviews

Un pensamiento en “Prado Vargas y los últimos neandertales del norte de la península ibérica

  1. Las herramientas y demás utensilios encontrados en los diferentes yacimientos europeos, ¿son similares en tamaño, forma, material y utilidad en toda Europa?
    Resulta inquietante si es así, teniendo en cuenta lo reducido de las poblaciones y las distancias entre los grupos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .