Los 10 objetos de madera más antiguos

La conservación de restos de madera en yacimientos prehistóricos es muy difícil, por ello son contadísimos. Joseba Ríos-Garaizar explica para este blog que “la madera se pudre rápidamente por lo que, para su conservación, se requieren unas condiciones extraordinarias: congelación, clima muy árido, o un sitio saturado de agua donde no haya oxígeno ni, por tanto, microorganismos que la degraden”. Él ha sido el autor de una de las dos publicaciones que en los últimos días han estirado un poco esta interesante lista de 10:

1) Clacton-on-Sea (UK), 420 ka.

Una punta de lanza fabricada con madera de tejo, que mide 38,7 cm de largo y 39 mm de diámetro, datada en 420 ka. Se descubrió en 1911 e inicialmente se interpretó como un útil para cavar, hasta el hallazgo de las lanzas de Schöningen.

Clacton spear

Clacton spear at the National History Museum, London. Source: Wikipedia, credit: Chemical Engineer

2) Bad-Cannstatt (Alemania), 400 ka.

Cerca de Stuttgart se encuentra la cantera Bad-Cannstatt, con tres yacimientos del Pleistoceno Medio. En concreto, el yacimiento Bunker tiene una datación de unos 400 ka y allí se ha recuperado un conjunto enorme de miles de líticos, huesos de fauna (elefante, rinoceronte, ciervo, bisonte, caballo, tortuga, lobo) y varios restos de madera de arce hallados en 1985 pero muy mal conservados (“fibras de madera englobadas en una especie de detritus arcilloso” en palabras de sus descubridores). Estos se interpretaron como pertenecientes a una posible lanza de unos 2,5 m de largo y 40 mm de diámetro, que se halló dividida en tres segmentos grandes y cuatro fragmentos más pequeños.

Bad-Cannstatt

Bad-Cannstatt: planta del sector con los objetos de madera. Foto de Wagner 1995 en Arkeobasque

3) Schöningen (Alemania), 300-337 ka.

Se trata de ocho lanzas encontradas entre 1994 y 1998 en una mina de lignito, en asociación con restos de fauna (caballo en su gran mayoría, al menos 53 individuos, y también ciervo, uro y bisonte). Siete son de abeto y una de pino. Sus longitudes varían entre 1,82-2,25 m y sus diámetros 29-47 mm. De las ocho lanzas, siete son consideradas jabalinas, mientras que la octava mucho más maciza sería empleada como pica.

De este yacimiento también se han recuperado un bastón de madera y una vara de madera afilada en ambos extremos.

Schöningen

Cuatro de las lanzas de Schöningen. Crédito: Schoch et al, 2015

4) Poggetti Vechi (Italia), 171 ka.

Una de las dos publicaciones de marzo 2018 mencionadas en la introducción. En Poggetti Vecchi, Grosseto (Italia) se ha descrito un conjunto de 60 artefactos de madera de boj, posibles restos de bastones parcialmente quemados para endurecerlos. Datados en 171 ka, se contarían entre las evidencias más antiguas de uso del fuego por los neandertales. Se hallaron en asociación con un enorme conjunto de útiles líticos y restos de elefantes, bóvidos y ciervos.

Poggetti Vecchi wooden objects

Aranguren B. et al (2018). Wooden tools and fire technology in the early Neanderthal site of Poggetti Vecchi (Italy). PNAS February 5, 2018. 201716068

5) Florisbad (Sudáfrica), 125-259 ka?

Un fragmento de madera con marcas de corte, encontrado en 1952 e interpretado como parte de una posible punta de lanza. Se encontró asociado a útiles de industria lítica MSA estimados entre 125-259 ka.

6) Kallambo Falls (Zambia), 110-182 ka.

Un bastón y un conjunto de palos con acción antrópica descritos por primera vez en 1969, de difícil datación (inicialmente entre 200-400 ka, y análisis más recientes lo acotan entre 110-182 ka).

7) Lehringen (Alemania), 110-130 ka.

Una lanza de madera de tejo de largo 2,4 m y diámetro 31 mm, encontrada en siete fragmentos en 1948 a tan solo 100 km de las lanzas de Schöningen. Está muy flexionada porque permaneció a 10 m bajo el agua y con la presión adicional del cuerpo de un elefante, que fue probablemente cazado con esa lanza.

Lehringen wooden lance

Lehringen wooden lance. Credit: Thieme & Veil 1985, Fig. 15

8) Aranbaltza III (España), 90 ka.

Por ahora es la publicación más reciente de esta lista. Es una punta de madera de tejo que mide 15 cm y fue fabricada por neandertales hace 90 ka. Le aplicaron fuego para endurecerla o tallarla, y la emplearon para cavar, extraer raíces y tubérculos, como lanza, o para liberar núcleos de sílex embutidos en arcilla. Durante su tratamiento se curvó al perder el agua.

Aranbaltza III wooden digging stick

Rios-Garaizar J, López-Bultó O, Iriarte E, Pérez-Garrido C, Piqué R, Aranburu A, et al. (2018) A Middle Palaeolithic wooden digging stick from Aranbaltza III, Spain. PLoS ONE 13(3): e0195044.

9) Abric Romaní (España), 45-55 ka.

Este extraordinario yacimiento consiste en un abrigo ocupado por grupos de cazadores y recolectores neandertales que procesaban cérvidos, caballos y bóvidos hace entre 45-55 ka. Se han hallado también decenas de hogueras en este sitio empleadas para cocinarlos.

Allí han aparecido numerosos objetos de madera, muchos de ellos en negativo dejado sobre el sedimento. Hay objetos afilados que pueden ser puntas de lanza, otros con forma de recipientes o bandejas, restos de acumulación de leña para las hogueras, y un posible bastón. Además, destaca un pequeño objeto en negativo con forma de pala de madera de pino o de sabina, que medía 15 x 8 cm en la parte más ancha, y 17 x 4 cm en el “mango”.

Abric Romaní

Negativo de objeto de madera en forma de pala y reconstrucción. Abric Romaní. Crédito: IPHES

10) Ljubljana (Eslovenia), 38-44 ka.

En 2008 se halló un trozo de madera de tejo en una zona pantanosa de Ljubljana, que se interpretó como una posible punta de lanza ennegrecida por aplicación de fuego. Su localización y su datación (entre 38-44 ka) corresponde ya a los humanos modernos, mientras que todos los objetos anteriores tienen como autores a neandertales o pre-neandertales (¿Homo heidelbergensis?).

BONUS… Ídolo de Shigir (Rusia), 11 ka.

Termino este artículo con un objeto bastante distinto a los anteriores: una escultura de 5,3 m de altura hecha en madera hace 11.000 años, recuperada en 1890 en numerosos fragmentos de una turbera de Siberia. Está decorada con figuras geométricas y seis máscaras.

Shigir Idol

Shigir Idol. Source: Wikipedia, credit Владислав Фальшивомонетчик

Agradecimientos: a Joseba Ríos-Garaizar, Laura Sánchez-Romero, Paloma de la Peña y Aritza Villaluenga, por la información proporcionada para este post.

Referencias:

Un pensamiento en “Los 10 objetos de madera más antiguos

  1. Comentario de Laura Sánchez-Romero, sobre el descarte del yacimiento de Torralba (España) como posible ejemplo de lugar con utillaje en madera:
    – Primero, las maderas que encontraron respecto a las conservadas de los trabajos de Cerralbo y Howell son muy escasas. Se tomaron muestras para determinar la especie y para datar por AMS, pero no se vieron pruebas suficientes que permitieran confirmar el trabajo sobre madera. Se vieron algunas morfologías que hicieron dudar, pero en absoluto certificaban la presencia de utillaje.
    – En segundo lugar, hay que tener en cuenta que en este yacimiento había elefantes. Este hecho es muy fundamental, ya que los elefantes pueden alterar de forma excepcional el medio en el que se encuentran. Los estudios llevados a cabo durante años por Haynes explican muy bien todo lo que pueden hacer estos animales, desde enormes agujeros para buscar agua hasta pulir maderas o troncos como resultado de frotarse contra ellos.
    – Por último, estaría bien ir desterrando la idea que se mantuvo durante los años 60, 70 y 80 acerca de la funcionalidad de este yacimiento como trampa natural y posterior cazadero por parte de los humanos. Recientes estudios han demostrado que, tanto Ambrona como Torralba, son yacimientos en los que los materiales arqueopaleontológicos son aportados. Tal vez desde distancias no muy largas, pero no se encuentran en posición primaria y mucho menos se encuentran por una acción antrópica tan activa como la caza.
    Para más info acerca de estos yacimientos: la monografía de Ambrona y Torralba publicada en 2005 por el Museo Arqueológico Regional (Zona Arqueológica, 5), el artículo publicado en Trabajos de Prehistoria sobre la industria de Torralba (Sánchez-Cervera et al., 2015) y la publicación en PLOS ONE acerca de los procesos de formación del yacimiento de Ambrona (Sánchez-Romero et al., 2016).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.