Sobre la rama mandibular y el origen de los humanos

Con el título “¿Qué sabemos realmente sobre el Origen de los Humanos?” se presentó un trabajo de Yoel Rak en la reunión anual 2016 de la ESHE (European Society for the study of Human Evolution). Consistía en el estudio morfológico de las ramas mandibulares de Australopithecus sediba (datadas en 2 Ma) así como de sus vértebras lumbares, en comparación con otros homininos.

Para entender el contexto de ese sugerente estudio haré una introducción breve. Por su gran frecuencia en el registro fósil hominino, sabemos que la mandíbula es un elemento óseo muy importante en la paleoantropología. Vamos a fijarnos en la rama mandibular y, en particular, en el borde superior de la rama, que presenta en su parte media la escotadura sigmoidea (por la que pasan el nervio y los vasos maseterinos), por delante de ella una lámina triangular llamada apófisis coronoides (donde se inserta el musculo temporal) y por detrás la apófisis condilar de la mandíbula (que conforma con el temporal la articulación temporomandibular).

En la mayoría de los humanos modernos el cóndilo mandibular es más alto que la apófisis coronoides, y la escotadura es profunda. El estudio de 146 individuos de grandes primates actuales permite clasificar la morfología de la rama mandibular en dos agrupaciones (Rak et al, 2007):

  • Por un lado, los gorilas tienen el proceso coronoide más alto que el cóndilo y la escotadura sigmoidea es profunda y estrecha.
  • Por otra parte, los chimpancés, orangutanes y humanos tienen una escotadura sigmoidea más ancha, con su parte inferior localizada anteriormente, y el cóndilo es más alto que el proceso coronoide. Esta sería la morfología más primitiva.

En la última década Rak ha elaborado una serie de trabajos sobre muestras que abarcan las 2 mandíbulas de Au. sediba (de los especímenes MH1 y MH2), 2 de Au. afarensis, 2 de Paranthropus robustus, 1 de Ardipithecus ramidus, 9 de Homo neanderthalensis, 9 de humanos arcaicos y 250 de humanos modernos:

Rama mandibular de diferentes homininos

Mandíbulas de diferentes homininos, con foco en la rama mandibular. Crédito imagen: Roberto Sáez

  • La morfología observada en Au. afarensis y P. robustus se incluiría en la agrupación que muestra los rasgos más derivados (la del gorila).
  • Sin embargo la morfología de A. ramidus se incluiría en la agrupación donde estamos los humanos modernos.
  • Homo neanderthalensis mostraría rasgos derivados, que sugieren una especialización del sistema masticatorio alejada de los humanos modernos; si bien este estudio fue contestado (Wolpoff y Frayer) mostrando que las mandíbulas neandertales tienen una gran variabilidad morfológica con solapes con los humanos modernos.
Rama mandibular primates

The mean contour of the superior margins of the left and right mandibular ramus in A. L. 822-1 compared with the mean contours of other primates. Crédito imagen: Yoel Rak et al. PNAS 2007;104:6568-6572

En cuanto a Au. sediba, lo presentado en la reunión 2016 de la ESHE es sorprendente (¡aunque el increíble mosaico de rasgos de sediba ya poco nos puede sorprender!):

  • La mandíbula de MH1 (posiblemente un macho subadulto) presenta rasgos idénticos a otros australopitecinos, pero la mandíbula de MH2 (adulto hembra) es similar a la de Homo.
  • La complejidad aumenta al analizar la forma de las dos vértebras lumbares de MH1, similares a las de Homo, mientras que las dos vértebras lumbares de MH2 son similares a las de los australopitecinos.

Adicionalmente, la diferencia entre las dos mandíbulas de MH1 y MH2 no se explica ni por una variación ontogenética ni por un dimorfismo sexual (Ritzman et al 2016). Con todo ello, se argumenta que los dos individuos MH1 y MH2 representan una única especie con una gran variabilidad, amalgama de los dos taxones Australopithecus y Homo, pero Rak no la ve como antepasada de Homo.

(I) Mandíbulas de MH1 y MH2, Au. sediba. (D) Reconstrucción de la apófisis coronoides de MH2. Crédito imagen: Ritzman et al 2016

Los hallazgos en el este de África de materiales posiblemente asociados a Homo, pero con una datación de hasta 2,8 millones de años, sugieren también seguir buscando más candidatos a early Homo en una antigüedad mucho mayor que Au. sediba.

Más información:

  • Yoel Rak et al. Gorilla-like anatomy on Australopithecus afarensis mandibles suggests Au. afarensis link to robust australopiths. PNAS 2007;104:6568-6572 [acceso]
  • Ritzman et al. Mandibular ramus shape of Australopithecus sediba suggests a single variable species. Journal of Human Evolution · November 2016 DOI: 10.1016/j.jhevol.2016.09.002 [acceso]
  • Rak et al. Does Homo neanderthalensis Play a Role in Modern Human Ancestry? The Mandibular Evidence. American Journal of Physical Anthropology 119:199–204 (2002) [acceso]

2 pensamientos en “Sobre la rama mandibular y el origen de los humanos

  1. Hola Roberto, una vez más has escrito un post muy interesante.
    Tengo una duda, la apófisis coronoides de la mandíbula de MH2 que aparece en la última foto de Ritzman et al. 2016 ¿está partida o completa? me da la impresión de que le faltara el borde superior.
    Gracias por compartir tus conocimientos.
    Saludos. Eduardo Adarve.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s