3 fósiles importantes que se han perdido

Aunque no se escribe mucho sobre ello, el registro fósil hominino tiene 3 importantes ausencias. Se trata de especímenes icónicos por distintos motivos, aunque entre ellos no tienen absolutamente nada en común salvo una cosa: se han perdido…

Shanidar-1

Descubierto en 1957 en la cueva de Shanidar, en la actual Iraq. Se trata de un esqueleto parcial de neandertal datado entre 60-35 Ka. Este individuo sufrió numerosos daños a lo largo de su vida:

  • Un golpe en la cabeza durante su juventud probablemente le provocó la ceguera en el ojo izquierdo.
  • La debilidad de su brazo y pierna derechas sugieren que pudo sufrir parálisis en la mitad derecha de su cuerpo, probablemente por aquel mismo golpe que también le dañó el cerebro.
  • También se fracturó el pie pero, al igual que se ve en el resto de daños, todos sus huesos tuvieron tiempo para cicatrizar totalmente antes de su muerte.
  • Murió a una edad relativamente avanzada para los neandertales, con unos 40 años. Esto sugiere que durante muchos años de su vida fue cuidado y ayudado por su grupo.

Las características de los individuos de la cueva de Shanidar nos dan muchas evidencias del uso de enterramientos rituales por Homo neanderthalensis. Tras la invasión de Irak en 2003 se perdió el rastro de casi todos los fósiles de Shanidar. Algunos aparecieron en 2006, y el esqueleto casi completo Shanidar-3 se expone en Washington, pero Shanidar-1 permanece desaparecido desde entonces.

Shanidar 1

Shanidar 1 (I) Cráneo. (D) Húmero derecho debilitado y húmero izquierdo robusto. Crédito foto: Chip Clark, Smithsonian Institution

Orrorin tugenensis 

Se trata de un conjunto de 20 fósiles hallados en 2000 (de ahí su apodo ‘Millenium Man’) y 2007. Están datados en 6 millones de años y son clave para entender el origen del linaje hominino. Sus restos indican una mezcla de vida arbórea (dedos, húmero) pero también un rasgo clave de modernidad: el fémur de un ser bípedo, tal vez la evidencia más temprana de bipedación con que contamos por el momento, con permiso de Sahelanthropus tchadensis, del cual se tienen ciertas dudas tanto de su bipedación como de su datación.

El conjunto original se conservó en un museo de la localidad de Kipsaraman. Tras el cierre de este, el destino de aquellos fósiles es un gran misterio. En 2009 se publicó un comentario del responsable de la comunidad de museos de Kenia, afirmando que los fósiles de Orrorin están en depósito en un banco de Nairobi y solo él conoce dónde… Pero el Museo Nacional de Kenia no tenía ninguna información.

Orrorin tugenensis

Orrorin tugenensis. Image credit: National Geographic, 2001

Peking Man

Tal vez la desaparición más conocida. Una increíble colección de 5 cráneos, 11 mandíbulas y 147 dientes encontrada entre 1926-1937 en la cueva china de Zhoukoudian, datados entre 600-300 Ka. Se definieron originalmente como Sinanthropus pekinensis y posteriormente se asignaron a Homo erectus.

Durante la II Guerra Mundial, para prever que los fósiles sufrieran daños, se empaquetaron para su traslado a Estados Unidos en julio de 1941 por valija diplomática. Los permisos se demoraron hasta noviembre, y solo unos pocos días antes del ataque a Pearl Harbor se inició su envío, pero esto es lo último que se supo de ellos. Algunos dijeron que el material se hundió en el President Harrison y otros que llegó a tocar suelo estadounidense y desde ahí se le perdió la pista. En 1972 un financiero de Chicago, Christopher Janus, ofreció una recompensa por los fósiles. Una mujer manifestó telefónicamente estar en posesión de ellos, pero nunca más volvió a contactar. Una década después este caso se enturbió con una acusación de fraude en la recaudación de fondos para esa empresa. Por último, en 2005 el gobierno chino creó un comité para intentar hallar los fósiles, sin éxito.

Peking Man

Peking Man. Reconstrucción de Franz Weidenreich. Crédito foto: Roberto Sáez

Referencias:

  • Próximo Oriente: un agujero negro de la Prehistoria. Reflexiones de un primate, 2015. José María Bermúdez de Castro [link]
  • Whereabouts of fossil treasure sparks row. Daily Nation, 2009 [link]
  • Historias de la Prehistoria. David Benito. La Esfera de los Libros, 2017 [link]

2 thoughts on “3 fósiles importantes que se han perdido

  1. Hola Roberto, te felicito una vez más por un magnífico texto divulgativo, me ha parecido curioso, inspirador y didáctico. Me gusta especialmente porque me quedo con ganas de saber mas.
    Saludos. Eduardo.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s