¿Qué es la paleoantropología?

Por Seth Chagi (World of Paleoanthropology). Traducción: Roberto Sáez

Introducción

El mundo tal como lo conocemos, y especialmente lo que no conocemos, no deja de asombrarnos. Descubrimos cosas nuevas cada día sobre nuestro mundo presente, sobre su futuro, y sobre el pasado. Cuanto más aprendemos, más preguntas necesitamos responder. Desde el comienzo de la vida en la Tierra hasta el principio de la humanidad, hay muchas cuestiones de las que no sabemos nada. La ciencia es una forma de mirar el mundo donde las cosas son demostradas mediante las pruebas, la curiosidad, y las personas que hacen avanzar esa investigación. Para muchos, la ciencia sustituye a la religión, mientras que también es común que haya científicos religiosos, que mantienen una conexión con lo divino mientras siguen las reglas de la ciencia.

Un área específica en la que nos esforzamos por aprender mucho más, es sobre nuestra propia historia. Sí, uno podría seguir nuestra historia hasta el primer organismo celular que sobrevivía en charcos de agua. Pero a donde la mayoría mira cuando estudia los orígenes humanos, es hacia cuándo nos separamos de nuestros primos más cercanos, los simios, y lo que debió haber sido el antepasado común. La antropología es el estudio del ser humano, pasado y presente y, en algunos casos, del futuro de nuestra especie. Los antropólogos culturales estudian las asombrosas y variadas culturas del pasado y del presente. Hay mucho que aprender sobre este mundo y sobre nosotros mismos. A través de la ciencia, la educación y la antropología, tenemos la esperanza de aprender de nuestros orígenes. Aprender el pasado es construir el futuro.

Human Evolution 2019. Crédito: Jesús Gamarra

Qué es la paleoantropología

Por concretar, estamos hablando del estudio de los orígenes del hombre. Aunque parezcamos demasiado modernos como para buscar pistas de nuestros antepasados entre los antiguos simios, lo hacemos específicamente refiriéndonos al linaje humano. Desde los primeros bípedos que algunos no consideran humanos, hasta nuestros cuerpos modernos hay un lapso de unos siete millones de años de evolución. Este período de tiempo es muy gris: sabemos tan poco de él como de los dinosaurios que vivieron hace sesenta y cinco millones de años. Hay tan pocos fósiles y pruebas tangibles, que lo que sabemos de paleoantropología un día, puede cambiar completamente al día siguiente.

En este momento, conocemos más sobre la evolución humana que nunca, pero eso no significa nada, ya que los nuevos hallazgos destruyen convicciones que antes teníamos. Una vez alguien dijo en este ámbito que ya no había nada más que encontrar: desde entonces se han nombrado y aceptado cinco nuevas especies distintas.

La paleoantropología es un área en constante cambio, con nueva información que surge semanalmente, si no diariamente. A medida que estudiamos los orígenes humanos, empezamos a entendernos mejor a nosotros mismos y al mundo que creamos. Los orígenes humanos, la búsqueda de los objetos más valiosos y preciosos que conocemos, los fósiles, es un viaje asombroso que uno mismo puede emprender, ya sea desde el sillón de su casa o adentrándose en las profundidades de la selva africana.

En resumen, la paleoantropología es el estudio de los orígenes humanos, de dónde venimos. Utilizando el registro fósil y la nueva tecnología del ADN, estamos aprendiendo más que nunca sobre nosotros mismos.

Ahora, algunos se preguntan, ¿y por qué es importante? Hay explicaciones de nuestros orígenes a través de la religión y la espiritualidad, pero dependemos de la teoría de la evolución y la selección natural. Para algunos simplemente no hay interés, no reflexionan ni se preguntan de dónde viene nuestra especie. Para aquellos de nosotros que nos preocupa, es como una necesidad constante de aprender más, todo lo posible. Conocer nuestros orígenes, cómo llegamos a la Tierra, y seguir el camino evolutivo de nuestros antepasados, nos permite ver nuestro futuro. Saber de dónde venimos puede mostrarnos hacia dónde vamos.

Los que están en esta ola de conocimiento no suelen dar abasto. Para los antropólogos supone un regalo el lograr saber de dónde venimos. Su dedicación puede cambiar la manera en que vemos el mundo y nuestro lugar en él. ¿Por qué somos tan especiales y tan diferentes de cualquier otro animal vivo? ¿Por qué somos la única especie humana que ha sobrevivido al menos en los últimos diez mil años? Todas estas son el santo grial de las preguntas. Para responderlas, es necesario entender la historia de la paleoantropología, y también las herramientas y los métodos que se utilizan en ella.

Dentro de este gran escenario, hay pocas cosas más importantes que averiguar de dónde viene Homo sapiens: nosotros, nuestro pasado y nuestra historia. Atravesando asombrosos problemas y dificultades, nuestros ancestros sobrevivieron de una manera u otra, prosperaron y se condujeron a donde estamos hoy. La ascendencia lo es todo, y por eso es importante entender los orígenes humanos para nuestra especie.

Entonces, ¿dónde empezó todo?

La paleoantropología es una ciencia relativamente nueva, incluso si se compara con otros campos de la antropología y la evolución. Quién sabe cuántos fósiles y evidencias ya se habían perdido durante miles de años hasta que sucedió un hallazgo en el Valle de Neander, en Alemania. Allí se descubrieron una bóveda craneal y un hueso de la pierna de algún tipo de humano misterioso. Esto ocurrió antes del famoso libro de Darwin “El Origen del Hombre”.

No teníamos idea de dónde venían ni de lo que significaban esos extraños fósiles. Había una idea de que los humanos estábamos relacionados con los grandes simios de África, como sugirió Darwin. Pero nadie en ese momento quería pensar que éramos “descendientes de monos”. Recordemos que durante el siglo XIX el mundo estaba cambiando enormemente, los europeos lideraban el conocimiento científico, y querían la gloria de tener el eslabón perdido en su propio patio trasero.

La idea del eslabón perdido surgió cuando los antropólogos y los arqueólogos empezaron a creer que teníamos un antepasado común con los chimpancés y otros grandes simios, y tenía que existir algún tipo de eslabón o especie que conectara con nuestra evolución. Esto no hizo nada en favor de calmar los temores o el odio hacia la idea de que veníamos de los simios.

Como sabemos hoy en día, la evolución humana no es lineal, y es un árbol más que una línea recta. No hay ningún eslabón perdido, todos son eslabones de nuestro pasado evolutivo.

Esta ansia de gloria de los europeos, especialmente de los británicos, terminó con un gran fraude que duró cincuenta años. El Hombre de Piltdown era supuestamente el eslabón perdido, tenía características de un hombre moderno y de un simio. La comunidad científica se volvió loca, y para colmo se encontró en Gran Bretaña. ¡Qué suerte! Hubo un consenso general de que justo eso era lo que se buscaba con el eslabón perdido. Pasó medio siglo y con la tecnología se reveló que ese eslabón perdido era un fraude. El fósil se creó usando un cráneo humano y una mandíbula de orangután con los dientes limados, y engañó a todos durante mucho tiempo. Nadie está seguro de quién hizo el engaño, aunque hay candidatos, pero es poco probable que alguna vez averigüemos la verdad absoluta de aquello.

Un poco más adelante tenemos el descubrimiento de Australopithecus africanus en Sudáfrica, por el gran Raymond Dart. Esto no sólo conmocionó al mundo, sino que comenzó a demostrar que posiblemente, como Darwin sugirió, nuestras raíces se encontraban en África, junto con los grandes simios. Desde entonces, cada vez se han encontrado más especies humanas primitivas en todo el continente africano, probando que allí se sitúa nuestro origen. No hay Australopithecus en ninguna parte del mundo excepto en África. Estos primeros bípedos, criaturas de aspecto entre chimpancé y humano, no se encuentran en ningún otro lugar. Los únicos fósiles que empezamos a ver en otras partes del mundo son Homo erectus, la primera especie humana en abandonar el continente.

Homo erectus comenzó entonces a evolucionar según distintas adaptaciones y necesidades, y surgen escisiones y otras especies que se ramifican, llegando a los neandertales y a nosotros. Ha sido un largo viaje y el mundo de la paleoantropología ha sufrido algunos cambios importantes. Desde científicos que esconden los hallazgos en sus laboratorios hasta que están listos para mostrarlos al mundo, hasta el libre acceso a archivos 3D y modelos. Lee Berger está al frente de esta iniciativa, y ha ayudado a difundir el conocimiento a lo largo y ancho con la ayuda de notables educadores profesionales como John Mead de Texas.

En resumen, esta es una introducción muy básica a la historia de la paleoantropología. Hay tanto que aprender y discutir sobre la historia de la búsqueda de los orígenes humanos, que les pido que salgan a investigar por su cuenta. Si incluimos todo aquí, este será un artículo mucho más largo. ¡Así que vamos, a explorar!

El presente y el futuro de la paleoantropología

La forma en que llevamos a cabo los estudios sobre nuestros orígenes ha cambiado mucho en las últimas décadas, pasando de poder confiar solo en el registro fósil, a tener evidencias de ADN que ayudan a descifrar algunos de los muchos códigos y preguntas que tenemos sobre nuestro pasado. Cada año, o más frecuentemente, aparece un nuevo método para revisar y describir estos fósiles, y tenemos más material genético. Algunos son más controvertidos que otros, pero estos métodos no sólo arrojan luz sobre cosas que no sabíamos, sino que ayudan a aclarar algunas de las cuestiones que ya teníamos. Incluso el conocimiento que creíamos tener se puede alterar. A medida que aprendemos más, se evidencia que no sabemos mucho realmente acerca de dónde venimos. Simplemente, hay tantas dudas ahí fuera que impiden poder afirmar que entendemos nuestro origen.

Esto lleva a más descubrimientos y permite que las piezas del rompecabezas se junten. A medida que se desarrollan nuevas tecnologías, tenemos mejores herramientas para estudiar especímenes sorprendentes. El futuro de la paleoantropología, y de la antropología en general, es muy brillante. Los nuevos descubrimientos dan vida a este campo, y generan un montón de nuevas preguntas a las que tal vez nunca responderemos. Pero lo único que podemos hacer es continuar explorando e investigando.

Conclusión

El mundo de la paleoantropología es realmente asombroso. Es una de las exploraciones científicas más activas en este momento en el mundo. Hasta hace poco había más estudiantes que fósiles para examinar. Con nuevos hallazgos, las cosas han cambiado positivamente, y se genera mucha investigación por hacer. Entender nuestros orígenes nos va importando a cada uno. Y hay algunos que no pueden quedarse de brazos cruzados, el afán de explorar les supera, y al final gracias a estas personas vamos sabiendo algo de nuestro pasado.

La misión de saber de dónde venimos es importante para nuestro futuro, hacia dónde vamos desde aquí. A medida que entendemos la evolución y su causa y efecto no solo en nosotros sino en todos los seres vivos, comenzamos a ver la conexión. Sí, somos diferentes a cualquier otro animal hoy en día, pero no siempre fue así. Solamente en los últimos cuarenta mil años los humanos no hemos sido desafiados, salvo en algunos pocos hallazgos concretos, como el cariñosamente apodado “Hobbit”, que vivió hasta hace unos trece mil años.

Queda tanto por aprender que la única manera es seguir explorando, y nunca cesar nuestros esfuerzos para encontrar de dónde venimos.

Nota: Traducción del artículo original What is Paleoanthropology para Nutcracker Man con permiso de su autor Seth Chagi. Figura original Human Evolution 2019 reproducida con permiso de su autor Jesús Gamarra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.