La difícil vida de los habitantes de Atapuerca en el Pleistoceno Medio

La Sima de los Huesos es como un túnel del tiempo que nos permite retroceder 430.000 años, y entender algunos de los eventos que sufrieron los homininos que habitaban aquella zona.

29 individuos de una misma población quedaron enterrados en los sedimentos de la Sima, lo cual es un hecho formidable en el registro fósil. Ya sabemos que su estado de conservación excepcional nos ha proporcionado el ADN humano más antiguo analizado [enlace] por el momento. Pero también conocemos mucha información sobre la difícil vida que tuvieron, marcas de sus enfermedades e incluso causas de su muerte: 

Cráneo 5 ‘Miguelón’

Fue un macho de 35 años. Tiene 13 marcas de traumatismos por todo el cráneo. Uno de ellos fue debido probablemente a una agresión fuerte con una piedra sobre el lado izquierdo de la cara. Este golpe le rompió un diente y aplastó el maxilar, lo cual derivó en una infección en los alvéolos dentarios que se extendió hasta cerca de la región orbital. Debió sufrir un dolor intenso en su boca y cara, y probablemente murió por septicemia a los pocos días de este suceso.

Cráneo 5 Sima de los Huesos, Atapuerca

Cráneo 5 Sima de los Huesos, Atapuerca. Foto: Roberto Sáez

Pelvis ‘Elvis’

Perteneció a un individuo robusto de edad avanzada, 45 años, al que también se asocian cinco vértebras lumbares con signos de espondilolistesis, una patología degenerativa. Para mantener una posición erecta tuvo que usar algún tipo de apoyo, y probablemente tendría cuidados especiales del resto del grupo.

Pelvis Sima de los Huesos, Atapuerca

Pelvis Sima de los Huesos, Atapuerca. Foto: Roberto Sáez

Cráneo 14 ‘Benjamina’

Perteneció a una niña de 8-12 años que padeció una enfermedad llamada craneosinostosis, la fusión prematura de las suturas de los huesos del cráneo en los primeros meses de vida, que provoca un retraso psicomotor. Debido a ello tuvo que recibir cuidados para poder vivir, indicando un comportamiento altruista en ese grupo.

Cráneo 14 Sima de los Huesos, Atapuerca

Cráneo 14 Sima de los Huesos, Atapuerca. Foto: dicyt.com

Cráneo 17

Fue de un individuo de unos 15-20 años, que sufrió dos traumatismos en el hueso frontal por encima de la órbita ocular izquierda. Los golpes se hicieron con el mismo objeto en dos impactos diferentes y con distintas trayectorias, lo cual indica una probable agresión que causó su muerte.

Cráneo 17 Sima de los Huesos, Atapuerca

Cráneo 17 Sima de los Huesos, Atapuerca. Foto: Madrid Scientific Films

Cráneo 4 ‘Agamenón’

Es el cráneo de mayor capacidad (1400 cc) de todos los individuos de la Sima. Tenía hiperostosis en los conductos auditivos, probablemente era sordo, y artritis en los cóndilos occipitales por la que sufriría dolores al mover la cabeza. Este cráneo se expone desde 2016 en el Museo de la Evolución Humana de Burgos, tras más de 20 años de reconstrucción y estudio.

Cráneo 4 Sima de los Huesos, Atapuerca

Cráneo 4 Sima de los Huesos, Atapuerca. Foto: Roberto Sáez

AT-624

Un individuo infantil con un fuerte golpe en el lateral del torus supraorbitario izquierdo, que probablemente le causó problemas de visión, aunque no la muerte porque tiene signos de regeneración ósea.

Muchos otros individuos de la Sima muestran problemas comunes

  • Accesos de pus, sarro y gingivitis, que les hacía usar objetos a modo de “palillos” para aliviar el dolor.
  • Ralentización del crecimiento o estrés durante el desarrollo, según evidencian los casos de hipoplasia del esmalte: deficiencia en la mineralización del esmalte por malnutrición, probablemente asociada al momento del destete y el trauma al pasar a depender de los recursos alimenticios de que dispusiera el grupo.
  • Crecimiento anómalo del maxilar, o artropatía degenerativa temporomandibular.
  • También muestran traumatismos los cráneos 4 y 6 y la mandíbula AT-772+AT-792.

No solo en la Sima…

También en Gran Dolina, otro yacimiento de Atapuerca, encontramos un grupo de al menos 22 individuos (Homo antecessor) que fueron matados por otro grupo a los que sirvieron de alimento hace 780.000 años. Las marcas en los huesos evidencian que les desmembraron y descarnaron, rompieron los cráneos para acceder al cerebro y las tibias para acceder al tuétano.

¿Quieres saber más sobre la Sima de los Huesos?

8 thoughts on “La difícil vida de los habitantes de Atapuerca en el Pleistoceno Medio

  1. I wish there is no disturbance Rob
    I am just enjoying, in addition to reading about prehistorical Times, ecploring and translating from languages, may be I learn spanish the same way I got to some mastering of fr and eng.
    I adk you to write this article also in eng. Violence issue is very important. I just read thé paragraph about Miguelon. This recalls to me a case I expériences myself in 2011: being beaten many Times on the skull’s most fragile regions.
    I would have posted the fact if there wasn’t irrelevance.

    Like

  2. ¿No es maravilloso leer estas cosas y ver la combinación de bien y mal que se puede observar en el hombre desde sus comienzos y sus épocas más básicas?, totalmente capaz del asesinato, cierto; pero también de comportamientos altruistas o de la unión para alcanzar un bien mayor… tal vez a mi me guste demasiado ponerme profundo, pero creo que esta entrada tuya es mucho más que un post de divulgación científica, también se convierte en una esperanza real, auténtica y verdadera para seguir creyendo en el ser humano… porque tal vez ni Platón o Hobbes tengan razón con sus posicionamientos extremos, y efectivamente el ser humano sea capaz de grandes cosas… para bien o para mal.

    Anyway, you’re so clever!, I actually wouldn’t could to write a blog in a bilingual way, congratulations!.

    Like

    • Estupenda reflexión UdA. A mí también me apasiona pensar sobre la evolución humana desde los puntos de vista de las emociones, lo cognitivo, los valores humanos… Nada que añadir.
      Thank you!!

      Like

  3. Bueno, yo creo que seguimos investigando la historia (y al parecer, también la prehistoria) precisamente por eso, para aprender de ella, quizás sabiendo de donde venimos podamos saber hacia donde vamos… o al menos no volver por el mismo camino.

    Y es algo que yo siempre digo, lo bueno y lo malo que tienen los clásicos, es que siempre lo serán porque, en el fondo, la gente no cambia (a esa cuestión precisamente dediqué un artículo en su momento: https://universodea.wordpress.com/2012/07/01/la-gente-no-cambia/)… y el barniz de civilización que nos hemos puesto encima, en realidad, sólo es eso, un barniz… pues todos sabemos que nuestra parte más animal y primitiva está a la vuelta de la esquina si se da la situación propicia.

    Like

  4. Perdonad por mi ignorancia (estoy en primero de carrera de arqueologia), ¿los huesos encontrados en la Sima deven estar dañados por golpes o fracturas a causa de la caida de 13 metros que hay antes de entrar en la propia Sima de los huesos, no? ¿Podría ser que los golpes y agresiones que relatas en su artículo fueran simplemente golpes de la caida?

    Por cierto, un artículo realmente interesante!

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s