¿El origen de Homo sapiens hace más de 300.000 años?

El conjunto de fósiles de Jebel Irhoud, Marruecos, adquiere desde ahora una importancia mucho más destacada. Conocíamos los restos de varios individuos hallados en 1961 y 1962: dos cráneos adultos (incluyendo el fósil más icónico Irhoud 1, un cráneo casi completo), una mandíbula infantil, un húmero infantil y un fragmento de coxis.

Debido a su datación inicial de 160 Ka, la presencia de rasgos primitivos, y su asociación a herramientas descritas como musterienses, en 1962 inicialmente se sugirió que eran neandertales. Sin embargo, en las décadas siguientes el consenso científico se movió hacia que los especímenes de Jebel Irhoud eran Homo sapiens, que presentaban una combinación de rasgos arcaicos y rasgos derivados que se fueron desarrollando en distintas regiones de África (Hublin, 1985; Hublin, 1992; Bräuer, 1984; Rightmire, 1984).

Jebel Irhoud cráneo y mandíbula

Jebel Irhoud, reproducción cráneo y mandíbula. Crédito imagen: Philipp Gunz, MPI EVA Leipzig

Ahora, la publicación en Nature de un nuevo conjunto de fósiles en el mismo sitio, incluyendo un cráneo parcial y una mandíbula (Hublin et al, 2017), tiene una especial importancia que resumo en 3 puntos:

  1. Las características de los nuevos fósiles refuerzan la modernidad de algunos rasgos morfológicos: la gracilidad de los pómulos, la cara no proyectada, y la morfología de la dentición y de la mandíbula (a pesar de su gran tamaño). Estos aparecen en combinación con otros rasgos primitivos: cráneo alargado y bajo, arcos supraorbitales, cara grande.
  2. Los restos humanos se han encontrado en asociación con útiles líticos que se describen como Middle Stone Age, y también con restos de fauna procesada y con carbón que sugieren uso del fuego.
  3. La datación del sedimento se ha revisado en 280-350 Ka, mucho más antigua: Hublin propone que los restos de Jebel Irhoud pasan a ser los fósiles más antiguos conocidos de Homo sapiens.

La ubicación geográfica de estos fósiles en el norte de África, da un vuelco inesperado al estudio de los orígenes de Homo sapiens. Tenemos estos materiales de 315 Ka en el noroeste, y por otra parte evidencias en el este como Omo Kibish en Etiopía (195 Ka) y Eliye Springs en Kenia (200-300 Ka), y en el sur tenemos el cráneo de Florisbad en Sudáfrica (260 Ka). La barrera entre lo que llamamos humanos anatómicamente modernos y lo que consideramos Homo sapiens arcaicos, cada vez es más débil.

He preguntado a Chris Stringer sobre este apasionante tema. En su opinión, hay que buscar la divergencia entre los linajes neandertal y sapiens hace 500 Ka:

  • El origen del linaje neandertal lo tendríamos claramente representado por ejemplos como el grupo de la Sima de los Huesos.
  • Para el origen del linaje sapiens no tenemos tantos especímenes, pero los mencionados de Florisbad, Eliye Springs, Jebel Irhoud, e incluso los materiales de Salé y Thomas Quarries (Marruecos) y Ndutu (Tanzania) podrían ser esos primeros representantes de Homo sapiens.

Stringer coincide con Hublin en que tal vez el término de “humanos anatómicamente modernos” es tan solo una variante dentro de la especie Homo sapiens, compuesta en realidad por una diversidad de formas, muchas de las cuales se extinguieron.

Jebel Irhoud yacimiento

Jebel Irhoud, yacimiento. Crédito foto: Shannon McPherron, MPI EVA Leipzig

Otros científicos prefieren no llegar a esa conclusión por el momento. ¿Eran sapiens o pre-sapiens los individuos de Jebel-Irhoud? Esperemos otros puntos de vista sobre estos fósiles, así como nuevos materiales que aporten más pistas, y seguiremos el debate sobre el origen del linaje sapiens, probablemente alimentado con nuevos estudios paleogenéticos.

Además, me gustaría relacionar este hallazgo con otro publicado recientemente: la datación de Homo naledi (236-335 Ka): este pequeño hominino con un cerebro de 500 cc coexistió con los especímenes mencionados anteriormente, que tienen una capacidad craneal de entre 1200-1300 cc. Y por otra parte están los materiales asociados a Homo rhodesiensis (como Kabwe/Broken Hill) con una antigüedad similar, tal vez los últimos representantes de una especie pre-sapiens de la que surgió Homo sapiens, pero con la cual convivieron.

Y nos queda por saber mucho más sobre los flujos humanos que pudieron existir entre el sur, el este y el noroeste de África. Las variaciones climáticas y su impacto sobre el actual desierto del Sáhara, pudieron habilitar corredores periódicamente entre el sur y el norte, y a su vez con el suroeste de Asia.

Referencias

  • Hublin et al. New fossils from Jebel Irhoud, Morocco, and the pan-African origin of Homo sapiens, Nature. DOI 10.1038/nature22336 
  • Ritcher et al. The age of the hominin fossils from Jebel Irhoud, Morocco, and the origins of the Middle Stone Age, Nature. DOI 10.1038/nature22335

Artículos relacionados

  • A Moroccan cradle for Homo sapiens? [link]
  • Interview with Chris Stringer [link]
  • La Middle Stone Age (MSA), con José Manuel Maíllo [link]

3 thoughts on “¿El origen de Homo sapiens hace más de 300.000 años?

  1. Hola Roberto ¡qué rápido eres! Son noticias publicadas muy recientemente.
    Muchas gracias porantenernos al día.
    Un abrazo. Eduardo.

    Liked by 1 person

  2. Molto bene, molto appassionante. La più grande storia che si va a raccontare. A volte penso a gli uomini reali che sono stati, da vivi, questi crani che ammiriamo affascinati. Alle loro vite così difficili. Alla loro forza. Probabilmente alla loro cattiveria, anche allora l’omicidio doveva essere diffuso. Magari mangiavano i bambini con gusto! Che orrore! Ma siamo noi….

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s