La falange grabada de la cueva de La Garma

La cueva de La Garma guarda varios de los tesoros prehistóricos de Cantabria, al norte de España. Se ha documentado arte rupestre datado en el Auriñaciense y el Gravetiense, pero además destaca un objeto muy singular de la ocupación Magdaleniense, por su rareza, calidad y complejidad técnica: una falange de uro de 83x36x44 mm que está grabada con tres figuras: un uro macho, un signo en forma de flecha (sagitaforme) y un probable antropomorfo.

Falange La Garma UPV

Falange La Garma. Foto: Veleia, EHU-UPV

Este objeto se halló en 2003, en el vestíbulo original de la cueva, donde se han recuperado también millares de herramientas líticas y restos de fauna consumida. Concretamente, la falange se encontró junto a una estructura circular de 285×254 cm que era la probable base de una cabaña. La datación de la zona corresponde a unos 14.000 años de antigüedad.

El uro grabado mide 97mm de largo y 64 mm de alto. Tiene una calidad de detalles asombrosa, de los que destaco a continuación algunos de ellos:  Sigue leyendo

Cueva El Castillo: 150.000 años de ocupación humana

La Cueva El Castillo es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de Europa. Representa una ocupación humana casi continuada desde hace 150.000 años hasta la Edad Media, y además cuenta con un conjunto de arte prehistórico muy valioso por su conservación y antigüedad.

El depósito estratigráfico del enorme vestíbulo tiene 18 metros de potencia y muestra niveles alternos de actividad antrópica con capas estériles y momentos de grandes derrumbes, en los que la cueva fue abandonada por los humanos y utilizada por osos, rapaces y animales carroñeros:

  • Niveles 26 a 24: Achelense
  • Niveles 20 a 22: Musteriense
  • Nivel 18: transicional
  • Nivel 16: Auriñaciense
  • Niveles 14 y 12: Gravetiense
  • Nivel 10: Solutrense
  • Niveles 8 y 6: Madgaleniense
  • Nivel 4: Aziliense
  • Nivel 2: Edad del Bronce
  • Nivel 1: Edad Media

Cueva El Castillo: Estratigrafía. Foto: Roberto Sáez

La ocupación Neandertal

El periodo Musteriense en El Castillo tiene un registro fósil abundante de grandes herbívoros (bóvidos, équidos, ciervos y rinocerontes lanudos) e industria lítica (puntas musterienses, raederas, denticulados y hendedores, asociados con la tala de madera, con frecuente uso de la técnica Levallois).
Sigue leyendo

La vida y el arte en la cueva del Parpalló

La cueva del Parpalló es un abrigo natural formado por la disolución de roca caliza en el macizo del Mondúber, en la localidad de Gandía (España). Debe su nombre a una pequeña ave (parpalló o avión zapador, Riparia riparia) que anidaba en la pared de la entrada a la cueva.

Era un refugio de pastores y ganado hasta que en 1872 se hallaron los primeros materiales arqueológicos. En 1913 apareció el primer objeto de arte mueble, pero la cueva no se excavó por completo hasta los años 1929-31, en tres campañas sucesivas bajo la dirección de Lluís Pericot. Se excavaron 8,5 m de sedimentos.

Se han encontrado evidencias de ocupación humana desde el Gravetiense (23 Ka), con el periodo más intenso de ocupación en el Solutrense (21-15 Ka), que continuó en el Madgaleniense hasta hace 11 Ka.

La vida en la cueva

La cueva es una fuente de información importante para el entendimiento de la vida en la zona durante 12.000 años, que incluyeron el último máximo glacial (20 Ka):

  • Los grupos humanos se componían de unos 10-12 individuos. Eran nómadas, ocupaban la cueva de forma estacional.
  • La cueva está en una zona de tránsito entre el llano litoral y el interior montañoso, idónea para la observación de los grupos de grandes herbívoros que merodeaban en ambos lados.

Boca y entorno cueva del Parpalló. Foto: Roberto Sáez

  • Vivían de la caza especializada con propulsores y arcos, y de la recolección de plantas y frutos silvestres. Al final del periodo de ocupación humana de la cueva también aparecen restos de pesca (p.ej. arpones) y marisqueo (p.ej. conchas de moluscos).
  • Los animales más cazados eran ciervos, cabras monteses y conejos y, en menor medida, caballos y uros. Se trasladaban enteros a la cueva y allí se consumían, pero también se usaban técnicas de conservación natural como el fileteado y posterior ahumado, o el secado al aire libre. También se consumía el tuétano fracturando o hirviendo los huesos.

Sigue leyendo

Los 13 neandertales de la cueva El Sidrón

El Sidrón es un complejo kárstico situado en el concejo de Piloña, en el este de Asturias (España). Tiene 500 metros de largo y se formó hace entre 65-23 Ma. La red fluvial del entorno excavó cuatro niveles dentro de la cueva y varios niveles de terrazas y valles en el exterior. De hecho el arroyo principal de la depresión de El Sidrón se sume en el interior del sistema kárstico.

En 1994 cuatro espeleólogos gijoneses encontraron por azar dos mandíbulas. Dado que la cueva fue refugio durante la Guerra Civil Española, las entregaron a la Guardia Civil. Se llevó a cabo un estudio judicial y administrativo que finalizó en el año 2000 y comenzó la investigación científica.

El estudio de la cueva está produciendo valiosísimos resultados. Destacan los restos de al menos 13 individuos neandertales de hace 49.000 años, que son el objeto de este post, pero también algunas variedades endémicas de murciélagos e insectos.

¿Quiénes eran los neandertales de El Sidrón? 

Sigue leyendo

Dentro de Cueva Mayor

Continuando el anterior post, estos son los avances en la presente campaña 2015 en los yacimientos de Cueva Mayor:

Portalón

  • Es un yacimiento localizado en la entrada de la cueva, con ocupación humana de forma continuada a lo largo del Holoceno (periodo posterior a la última glaciación, los últimos 11 Ka).
  • Los niveles del yacimiento van desde la época más reciente, Edad del Bronce (con uso habitacional y de estabulación de ganado), Calcolítico (con uso funerario), hasta la base que es Neolítico. En 2010 apareció una moneda de oro almohade del siglo XIII, testimonio de la continuidad de uso de la cueva y posible evidencia de un intercambio comercial. En 2004 se encontró un brazalete de oro de hace 3500 años en la Cueva del Silo, otra de las galerías de Cueva Mayor.
  • Ahora mismo se están excavando los niveles pre-metales (7 Ka) y se está realizando un sondeo que llega hasta final del Pleistoceno (al menos 30 Ka).
  • El foco actual es el estudio de los pobladores de la zona hace 7000 años, comenzando por el punto de vista biológico: su origen fundamentalmente puede ser Mesopotamia y el Mediterráneo Oriental, y probablemente tuvieron contacto con poblaciones provenientes del norte del Caspio y estepas de Asia Central durante el Bronce. ¿Cómo fue el contacto de los últimos cazadores-recolectores, que por entonces poblaban la zona, con las poblaciones de las estepas euroasiáticas? ¿Provocan estos la desaparición de aquellos? ¿Les desplazan? ¿Se cruzan?
  • El estudio abarca también el punto de vista del cambio tecnológico y económico que trajeron los esteparios: nuevas formas de explotación de recursos que implicaron la transformación de los ecosistemas de la sierra. Trajeron la domesticación de los caballos, mientras que la agricultura y la ganadería habían venido anteriormente, del Mediterráneo Oriental.
  • El estudio de los animales tiene un foco específico. El ADN de los restos de vacas y caballos permite por ejemplo analizar el uso de distintas razas o su uso como animales domésticos durante un tiempo y/o como alimentos.
Portalón de Cueva Mayor

Portalón de Cueva Mayor

Sima de los Huesos

  • Ahora se está excavando un sector previo a la acumulación de fósiles humanos, como estudio geológico relativo a la evolución de la cueva.

Sigue leyendo

Cómo pintar un bisonte en una cueva

1) Preparación:

  • Elegir lugar, techo o pared teniendo en cuenta grietas y resaltes naturales.
  • Considerar la posición que será necesaria adoptar para pintar.
  • Prever las dimensiones para el encaje de las figuras de forma armoniosa y proporcionada.
  • Preparar la cantidad de lamparillas de tuétano necesarias y su posición.
1-Preparacion

Pared de cueva Altamira (I). Lámpara de arenisca con ciervo grabado. Magdaleniense. Cueva de La Mouthe , Francia (D)

2) Grabado:  Sigue leyendo

Altamira

altamiraLa cueva de Altamira (Cantabria, España) contiene un conjunto de arte rupestre que es, a la vez, el primero que se descubrió (1879) y uno de los más importantes en el mundo, tanto por su antigüedad (abarcando desde 35.000 a 15.000 años) como por su calidad artística.

Es magistral la utilización de los abultamientos naturales de la roca para dar sensación de volumen, así como la selección de los colores por su viveza, y las técnicas empleadas: el grabado que delimita el contorno, y el dibujo que aporta realismo anatómico y movilidad, con trazo firme y sin haberse encontrado rectificaciones.

En 2002 se cerró la cueva al público para estudiar el impacto de las visitas sobre las pinturas. Desde febrero de 2014 se admiten visitas experimentales muy reducidas.

Sin embargo, es posible disfrutar el Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira y una réplica de la cueva contenida en el mismo (la “neocueva”), que fueron construidos muy cerca de la cueva original.

El Museo contiene básicamente:

  • Un recorrido breve por los principales hitos de la evolución humana.
  • Una muestra de objetos coetáneos al periodo de ocupación de Altamira y hallados tanto en esta como en otras cuevas de Cantabria.
  • Una serie de reproducciones de paneles de arte rupestre de otras cuevas cántabras. Para mi gusto esto es, con diferencia, lo más sorprendente y lo mejor del Museo (aparte de la “neocueva”, claro está).

Sigue leyendo

Arte mueble

Un tema en el que me suelo detener dentro de la evolución humana, es el arte que ejecutaron nuestros antepasados. Dejando aparte el estudio del desarrollo de capacidades cognitivas, la mera observación de las obras que realizaban los hombres de hace 15.000 o 25.000 años y recrear su realización y uso me resulta fascinante. Por ejemplo, soy aficionado a las cuevas con arte rupestre (y privilegiado por ello al contar con muchas en España). Pero hay un aspecto artístico en particular, el arte mueble, especialmente interesante por poder ver muy de cerca esas obras con todos sus detalles, e incluso poder coleccionar algunas réplicas de ellas (que muestro más abajo).

Sigue leyendo

Descubriendo arte rupestre

¿Qué se siente al ser descubridor de arte rupestre? Esta pregunta siempre me la he hecho: cuando era chico y comenzaba a leer sobre ello, recuerdo pensar que todo el arte rupestre que aún perduraba seguramente ya estaría descubierto, porque el ser humano tiene conocimiento y control total del medio que habitamos. Nada más lejos de la realidad…
Sigue leyendo