Terra Amata: capacidades cognitivas de los humanos en el Pleistoceno Medio europeo

Terra Amata me ha sorprendido muchísimo por dos motivos:

  • En primer lugar, me topé con ese lugar, literalmente. En un viaje casi improvisado a Niza, desde un autobús vi junto al puerto una señal que indicaba el “Musée de Terra Amata“. Jamás habría esperado que Terra Amata se localizara en plena zona central del núcleo urbano de Niza junto al puerto. Gracias a “san” Google Maps, y con el permiso conyugal correspondiente, por supuesto allá me fui a visitarlo.
  • En segundo lugar, además de la famosa posible estructura habitacional allí encontrada y la polémica sobre su datación (de la que escribo más abajo), lo que allí conocí fue un yacimiento con un importantísimo conjunto de otras muchas evidencias del comportamiento de los homininos europeos del Pleistoceno Medio.

Actualmente, el sitio de Terra Amata lo ocupa un museo que contiene una reproducción exacta del yacimiento, una rica exposición de los principales materiales recuperados, y los fondos completos del yacimiento disponibles para su estudio. Este museo se encuentra en el semisótano de un bloque de viviendas junto al puerto… Veamos el porqué.

Terra Amata

Terra Amata 2017 vs. 1966. Foto: Roberto Sáez

¿Qué es Terra Amata?

A mediados del siglo XIX, durante la construcción de túneles en la ruta a Villefranche-sur-Mer, ya se habían documentado restos de rinoceronte y elefante en la propiedad llamada Terra Amata (“tierra amada”). En 1947 volvieron a ejecutarse obras en ese lugar, y en 1958 de nuevo aparecieron fósiles y un bifaz que despertaron el interés del geólogo Jacques Bourcart. En 1961 Henry de Lumley continuó los estudios y en 1963 también Jean-Claude Miskowsky, aunque fue entre 1965-66 cuando Lumley realizó el trabajo de excavación, que tuvo que llevar a cabo por completo durante solo 6 meses… en los que removió 210 m3 en un área de 120 m2.

La estratigrafía del sitio definida por Lumley establece dos momentos principales con presencia humana:

  • El más antiguo corresponde a un asentamiento en la playa junto al mar (hoy está 26 m sobre el nivel del mar). La microfauna y la vegetación indican un periodo cálido, hace unos 400 Ka.
  • El más moderno corresponde a un asentamiento en una duna en la costa, en un periodo de enfriamiento hace unos 380 Ka.

Sigue leyendo

¿Presencia humana en América hace 130.000 años? La polémica

El anuncio en Nature de una posible evidencia humana en América hace 130 Ka ha revolucionado los medios científicos despertando una rica discusión que, sin duda, debe considerarse muy positiva.

Recuerdo brevemente que este hallazgo supondría retroceder como mínimo 110.000 años la entrada en América de los primeros humanos tal como hasta ahora se suponía. Podemos señalar, aunque también con alguna duda, que las anteriores evidencias más antiguas son estas dos:

  • En Sudamérica, Monte Verde (Chile): 650 líticos, decenas de restos de fauna procesados (sobre todo mastodonte), varias áreas quemadas e incluso 380 elementos de madera posiblemente relacionados con estructuras de viviendas. Datación entre 18-15 Ka.
  • En Norteamérica, Bluefish Caves (Canadá), publicado recientemente en enero 2017: cientos de líticos y huesos de fauna con marcas de corte. Datación máxima 24 Ka. La hipótesis es que grupos humanos permanecieron en la región de Beringia durante 10 Ka, y fueron sus descendientes hace unos 13-14 Ka (cultura Clovis) cuando fueron colonizando el continente de norte a sur rápidamente durante solo 2000 años.

Ahora se presenta el estudio de un yacimiento, Cerutti Mastodon, cerca de San Diego, California, con huesos rotos de un mastodonte (Mammut americanum) junto a 5 grandes piedras sin tallar: los huesos y dientes del animal fueron golpeados con 3 de las piedras como martillo, sobre las otras 2 piedras empleadas como yunque. No se trata de un área de procesamiento, sino posiblemente un acto puntual de carroñeo para extraer el tuétano de los huesos de las extremidades en un lugar distinto al que se halló la carne. También apareció un colmillo de mastodonte dispuesto verticalmente, que tal vez sirvió de poste para una estructura.

Cerutti Mastodon

Fragmento golpeado de fémur del mastodonte. Crédito foto: Tom Deméré, San Diego Natural History Museum

Sigue leyendo

Cerro de los Batallones, hace 9 millones de años

Batallones. Mauricio Antón

Reconstrucción de la trampa natural de Batallones 1. Ilustración de Mauricio Antón

Hace 9 millones de años (Vallesiense superior), el Cerro de los Batallones fue un conjunto de trampas naturales que ha permitido recuperar hoy una espectacular colección de vertebrados representativa de la fauna de aquel tiempo. Es un sitio paleontológico singular por la completitud y articulación de los esqueletos y por la elevada proporción de carnívoros. Está localizado al sur de Madrid, que en el Mioceno era una cuenca endorreica rodeada por el Sistema Central, la Cordillera Ibérica, la Sierra de Altomira y los Montes de Toledo.

Los hallazgos paleontológicos se descubrieron en julio de 1991 debido a la explotación del terreno para obtener sepiolita. Desde entonces se viene trabajando de forma continua, y hasta ahora se han identificado 11 cavidades rellenadas con sedimentos. De estos hoyos, 9 se consideran yacimientos paleontológicos, siendo Batallones 10 el último descubierto (2007). Además, las prospecciones en el entorno han permitido hallar otros 4 yacimientos de vertebrados al sur de Batallones, con fauna también del Vallesiense superior.

Sigue leyendo

El yacimiento paleontológico de Somosaguas: la campaña 2016

Muy cerca de Madrid, en el campus universitario de Somosaguas, desde 1998 se viene desarrollando un proyecto paleontológico muy interesante: la excavación y estudio de varios yacimientos del Mioceno (dos principales y varias catas) con evidencias de fauna de hace 14 millones de años. Este campus se construyó en 1968, aunque los primeros restos no se descubrieron hasta 1989, y aún pasaron otros 9 años hasta la primera campaña de excavaciones.

Existen dos yacimientos principales: Somosaguas Norte con presencia de grandes vertebrados, y Somosaguas Sur con microvertebrados. En total se han recuperado más de 6000 fósiles que representan a 28 especies distintas incluyendo 24 de mamíferos:

  • Mastodontes (Gomphotherium)
  • Rinocerontes (Prosantorhinus)
  • Équidos (Anchitherium, un pequeño caballo con tres dedos en cada extremidad)
  • Rumiantes (bovoides como el Tethytragus, cervoides como el Heteroprox)
  • Suidos (Conohyus, semejantes a los jabalíes)
  • Carnívoros (Pseudaelurus, Amphicyon – un género extinto conocidos como osos-perro)

Entre los microvertebrados: roedores (Heteroxerus, Galerix, Cricetodon soriae – una especie de hámster definida a partir de los restos de este yacimiento), pikas, aves, tortugas….

Somosaguas. Prosantorhinus-Tethytragus

Restos de Prosantorhinus y Tethytragus del yacimiento de Somosaguas. Foto: https://www.flickr.com/photos/paleosomosaguas/with/5011387239/

Sigue leyendo

Cueva El Castillo: 150.000 años de ocupación humana

La Cueva El Castillo es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de Europa. Representa una ocupación humana casi continuada desde hace 150.000 años hasta la Edad Media, y además cuenta con un conjunto de arte prehistórico muy valioso por su conservación y antigüedad.

El depósito estratigráfico del enorme vestíbulo tiene 18 metros de potencia y muestra niveles alternos de actividad antrópica con capas estériles y momentos de grandes derrumbes, en los que la cueva fue abandonada por los humanos y utilizada por osos, rapaces y animales carroñeros:

  • Niveles 26 a 24: Achelense
  • Niveles 20 a 22: Musteriense
  • Nivel 18: transicional
  • Nivel 16: Auriñaciense
  • Niveles 14 y 12: Gravetiense
  • Nivel 10: Solutrense
  • Niveles 8 y 6: Madgaleniense
  • Nivel 4: Aziliense
  • Nivel 2: Edad del Bronce
  • Nivel 1: Edad Media

Cueva El Castillo: Estratigrafía. Foto: Roberto Sáez

La ocupación Neandertal

El periodo Musteriense en El Castillo tiene un registro fósil abundante de grandes herbívoros (bóvidos, équidos, ciervos y rinocerontes lanudos) e industria lítica (puntas musterienses, raederas, denticulados y hendedores, asociados con la tala de madera, con frecuente uso de la técnica Levallois).
Sigue leyendo

El yacimiento Rua dos Correeiros

Aunque mi foco es el Paleolítico, recientemente tuve ocasión de visitar en Lisboa un tesoro arqueológico poco conocido, que explica la actividad desarrollada allí durante 2700 años en los distintos periodos que ha vivido. Me impresionó y me empujó a compartir estas líneas sobre él.

El Núcleo Arqueológico da Rua dos Correeiros, es un yacimiento que apareció en 1991 en el subsuelo de una sede del banco portugués Millenium bcp, cuando iban a construir un aparcamiento bajo el edificio. Se decidió proteger el sitio y continuar la excavación, que duró 4 años. Ahora mismo es visitable en los varios niveles de que se compone.

El yacimiento está localizado en una ubicación privilegiada a la orilla del estuario del Tajo, ocupada ininterrumpidamente en distintos periodos de tiempo:

  • Edad del Hierro / Periodo Ibero-Púnico. Los restos más antiguos son una división estructural de viviendas construidas hace 2700 años por mercaderes cartagineses, que comerciaban con metales preciosos.

Vivienda ibero-púnica, Rua dos Correeiros. Foto: Roberto Sáez

Sigue leyendo

Novedades en Pinilla del Valle, el Valle de los Neandertales

El “Valle de los neandertales” es la denominación que se da a un conjunto de yacimientos situados en Pinilla del Valle, 90 km al norte de Madrid, y que se está convirtiendo en uno de los sitios paleontológicos más importantes del centro de la Península Ibérica. Abarca un rango temporal desde finales del Pleistoceno Medio, hace 200 Ka, hasta el Pleistoceno Superior hace 40 Ka. He tenido la oportunidad de visitarlo y resumo aquí en qué consiste este lugar y las novedades de la campaña 2015.

El proyecto tiene tres codirectores: Juan Luis Arsuaga (Paleontología), Enrique Baquedano (Arqueología) y Alfredo Pérez González (Geología).

A finales de los años 70 comenzaron las primeras excavaciones, pero sufrieron un parón hasta que se retomaron de forma sistemática y continuada en 2002. Los trabajos se centran en el Calvero de la Higuera, con cuatro yacimientos, y varias prospecciones en otros calveros de la zona.  Sigue leyendo