Paleoantropología: novedades 4º trimestre 2019

Termina un año asombroso en cuanto a novedades. El último trimestre no ha decepcionado, sumando otras 22 que resumo a continuación. En total han sido ¡101 noticias! las que he ido destacando en este blog durante 2019. Pero vamos al grano…

  • Comenzamos por una de las últimas, con gran impacto mediático. Casi un siglo después de su hallazgo, los materiales de Homo erectus de Ngandong (isla de Java, Indonesia) han podido ser datados con precisión en 108-117 ka, empleando distintos métodos directos (series de uranio, luminiscencia y ESR) sobre los fósiles de los mamíferos del yacimiento. Sus dataciones iniciales fueron difíciles debido a la compleja estratigrafía del terreno y a la pérdida de información en la excavación original. Con la cronología revisada, estarían entre los representantes más recientes que existieron de Homo erectus, aunque no se puede afirmar que sean los últimos (ni siquiera en la propia isla de Java). Eso sí, por entonces los humanos modernos aún no habían alcanzado la isla, lo cual quita opciones a una posible coexistencia de ambas especies en este lugar [+info].

Cráneos hallados en Ngandong, Java, Indonesia. Crédito: Tim Schoon / University of Iowa

  • Otra revisión de los fósiles de Java, en este caso de 75 molares de homininos y de Pongo de Sangiran y Wajak, muestran una variabilidad que correspondería a la coexistencia y ocupación paralela de la isla de Java por 4 grupos distintos de homininos durante la transición del Pleistoceno inferior al medio [+info].
  • Vamos hacia atrás en el tiempo. A partir del tamaño de las cavidades del cráneo asociadas a las arterias de suministro, se ha estimado la tasa de flujo sanguíneo en partes del cerebro vinculadas con determinadas funciones cognitivas, dando como resultado una tasa mayor en los grandes simios actuales que en las especies de Australopithecus que tenían cerebros de igual o mayor tamaño. Si esto implica una mayor inteligencia en los grandes simios actuales, es algo difícil de afirmar porque realmente la «inteligencia» depende de muchos factores… [+info].

  • La relación de Gigantopithecus con los ponginos se ha confirmado gracias al estudio de 6 proteínas preservadas en el esmalte y la dentina de un molar de Gigantopithecus blacki de 1,9 Ma encontrado en la cueva china de Chuifeng. El pariente actual más cercano a Gigantopithecus es el orangután, y ambos linajes se separaron hace unos 10 Ma [+info]. El mencionado molar ha proporcionado los restos moleculares más antiguos que se han podido secuenciar de un fósil, superando a un hueso de rinoceronte de 1,7 Ma procedente de Dmanisi (Georgia), publicado también en 2019.

Foto: Bill Munns, paleoartista

  • A partir de los huesos de distintas partes corporales de varios individuos (3 adultos y 1 juvenil) encontrados entre 2015 y 2018 en Algovia (sur de Alemania), se ha publicado una nueva especie de simio del Mioceno, Danuvius guggenmosi, que vivió hace unos 11,62 Ma. Sus proporciones corporales eran semejantes a las de un bonobo actual. El macho medía 1 m de altura y pesaba 31 kg, mientras que la hembra pesaba 18 kg. Sus extremidades anteriores son alargadas y tienen codos flexibles, pulgar oponible y otros rasgos que indican una suspensión arbórea (se desplazaba colgándose de rama en rama), mientras que sorprendentemente las inferiores estaban adaptadas tanto para trepar (p.ej. pulgar oponible), como para estar extendidas y caminar erguido sobre las ramas (según se observa en las caderas, fémur, rodilla y tibia) o tal vez ocasionalmente también sobre el suelo [+info].

Los huesos del esqueleto parcial más completo de Danuvius guggenmosi (izquierda) y recreación del simio – Christoph Jäckle / Velizar Simeonovski

  • Los yacimientos a veces narran una de esas historias que nos encantan… Hace entre 420 y 200 ka, unos humanos llevaron a la cueva Qesem (Israel) partes del cuerpo seleccionadas (extremidades y cráneos) de animales cazados, sobre todo de gamo. En el lugar de la caza extrajeron la carne y la grasa del resto del cuerpo. Pero con los huesos de las patas (específicamente los metapodiales) hicieron algo singular, como indican sus marcas de corte únicas, que no son las que normalmente quedan al pelar la piel fresca para fracturar el hueso y extraer la médula. Mantuvieron las patas en la cueva cubiertas de piel durante varios días o semanas. Eso les permitía decidir cuándo quitar la piel seca, romper el hueso y comer la médula que aún se mantenía nutritiva [+info]. ¿Conservación de alimentos para el consumo en tiempos de necesidad? Un hallazgo extraordinario.
  • Se ha publicado el primer objeto ornamental hecho por neandertales con garras de águila encontrado en la Península Ibérica. Se descubrió en Cova Foradada (Tarragona), y consiste en una falange de la pata izquierda de un águila imperial (Aquila Adalberti) de gran tamaño, con 12 marcas de corte que sugieren que fue tratada para formar parte de un collar. Su datación estimada es de 39 ka (periodo Chatelperroniense), lo cual supone el «último collar de neandertal» conocido (es decir, el de más reciente antigüedad). Estos adornos personales constituyen una evidencia directa del comportamiento simbólico y de las capacidades cognitivas de los neandertales [+info].

MicroCT model of Foradada cave cutmarked eagle phalanx, dated back ca. 39 kyr. Credit: Antonio Rodríguez-Hidalgo

  • A vueltas con las hipótesis sobre la desaparición de los neandertales. ¿Cuál fue el papel de nuestra especie en dicho evento? Parece descartado el conflicto directo, y cada vez es más defendida la hipótesis multifactorial, donde Homo sapiens pudo también ejercer cierta presión demográfica. Sin embargo, un nuevo estudio apunta a que los factores demográficos son suficientes para explicar la desaparición de Homo neanderthalensis. Determinadas fluctuaciones demográficas aleatorias (variaciones en la tasa de nacimientos y muertes o en la proporción de sexos) podrían haber sido suficientes para causar su desaparición en un periodo de 10.000 años, de acuerdo a modelos estadísticos tomando datos de poblaciones actuales de cazadores-recolectores, de la endogamia habitual entre los neandertales, y del llamado efecto Allee (reducción de la tasa reproductiva con un menor tamaño poblacional) [+info].
  • En la mandíbula denisovana de Xiahe se identificó un segundo molar inferior con tres raíces, en vez de las dos raíces que son habituales en los humanos. Sin embargo, la presencia de molares con tres raíces es común en poblaciones asiáticas contemporáneas (40% frente al 3,5% en no asiáticas), por lo que inicialmente se había concluido que los asiáticos actuales habrían heredado este rasgo de los denisovanos, como resultado de la hibridación de sus ancestros con ellos. Sin embargo, las altas frecuencias de molares con tres raíces en las poblaciones asiáticas se refieren al primer molar, no al segundo. Además, su configuración difiere en cuanto a tamaño, forma y posición respecto a la que presentan las poblaciones humanas actuales. Esto descarta la «herencia» mencionada anteriormente [+info].

Crédito: Lanzhou University

  • Un estudio que combina el análisis del ADN mitocondrial de una muestra de cientos de humanos actuales del sur de África, con los datos paleoclimáticos de la región, ubica el origen de los humanos modernos en torno al antiguo lago Makgadikgadi (lo que hoy es el delta del Okavango), al norte de Botsuana y al sur del río Zambeze. Este lago comenzó a desaparecer hace 200.000 años dando origen a un gran humedal. Los humanos modernos se establecerían en este ambiente y permanecerían hasta que el clima cambió hace 130-110 ka, cuando se dispersaron por corredores verdes que se iban abriendo, una primera oleada hacia el noreste, una segunda al suroeste, y un tercer grupo permaneció en el lugar. Sin embargo, este estudio hay que tomarlo con precaución ya que el ADN mitocondrial no es suficiente para reconstruir una localización única del origen de la especie [+info]. Crédito: AFP

Crédito: AFP

  • Se han encontrado útiles de talla Levallois en Sandhav, en la costa occidental de India, que muestran una ocupación humana hace 114 ka, más antigua que lo anteriormente estimado (en el orden de 60 ka). Algunos objetos muestran técnicas de elaboración similares a las puntas de pedúnculo y aletas del Solutrense, y normalmente se asocian a los humanos modernos [+info].
  • En Stelida, en la isla griega de Naxos, se han encontrado 9000 restos de herramientas de sílex que abarcan cronologías entre 200 y 13 ka. Grupos humanos probablemente alcanzaron varias de las actuales islas el Egeo durante periodos en que estaban conectadas con Anatolia y el sureste de Europa, llegando a través de las tierras emergidas, empleando cierta navegación o combinando ambas formas [+info].
  • Se ha presentado un sorprendente conjunto de microlitos en Fa-Hien Lena (Sri Lanka) de 48-45 ka, anterior a la aparición de esta tecnología en el Paleolítico superior europeo y africano. Se entiende que la especialización de estas herramientas fue importante para adaptarse a las duras y variables condiciones de la selva tropical en la región [+info].

Crédito: Max Planck Institute

  • Asumiendo que Homo floresiensis fue una forma derivada de los Homo erectus que quedaron aislados en Flores, se ha tratado de calcular el tiempo del proceso evolutivo desde una especie a otra mediante un modelo que simula 10.000 escenarios. El resultado es sorprendente: solo se necesitaron 500 generaciones, siendo la mayor frecuencia de tan solo 280 generaciones, unos 4000 años [+info].

Crédito: The Conversation CC-BY-ND Source: Diniz-Filho et al, Biology Letters 2019

  • Se ha publicado la datación (unos 40 ka) de varias figuras en un panel pictórico de 4 m en Sulawesi (Indonesia), que representan las escenas de caza más antiguas conocidas por el momento. Aunque no está claro, podría incluir teriántropos y cuerdas. Con esta datación, una silueta de mano del panel sería la más antigua hasta ahora [+info].

Dated rock art panel at Leang Bulu’ Sipong 4 – Fig. 2 from Aubert, M et al (2019)

  • Se ha presentado una nueva estatuilla de unos 23 ka procedente del yacimiento Amiens-Renancourt (Francia), que hace la número 15 de ese sitio. Mide 4 cm y encaja en la tradición estética de otras venus del Gravetiense, con grandes glúteos, muslos y pechos, los brazos simplemente esbozados, y la cara sin rasgos.

Crédito: INRAP

  • También se ha presentado una figurita zoomorfa hallada en el nivel 11 de la cueva Denisova. Mide 42x8x11 mm, y fue fabricada en marfil traído posiblemente desde una larga distancia. Por su similitud con otras figuritas del Auriñaciense en Alemania (35-40 ka), se ha interpretado como un fragmento de león cavernario (Panthera spelaea) que conserva sus patas traseras, pero no las delanteras, ni la cabeza. En ambos lados del cuerpo tiene numerosas líneas grabadas en grupos de cuatro, que podría ser el pelaje, y toda la pieza está pulida. Las patas están dobladas con una postura que sugiere que el animal está corriendo, saltando o preparándose para saltar. El vientre tiene restos de ocre [+info].

Crédito: SB RAS Institute of Archeology and Ethnography

  • Hemos conocido la primera evidencia genética que soporta la hipótesis de la autodomesticación humana, según la cual el proceso evolutivo ha favorecido la retención de rasgos juveniles y recortado el desarrollo de estructuras morfológicas que pueden estar asociadas a un comportamiento agresivo, sobre todo en la cara, como el tamaño de los colmillos o el abultamiento de la región supraorbital, promoviendo el comportamiento colaborativo de grupo y la socialización [+info].
  • La corteza de abedul se calentaba en la prehistoria para utilizarla como pegamento, uniendo las puntas de flecha con un soporte de madera. Hace 50 ka así lo hicieron los neandertales en Zandmotor (Países Bajos), de donde procede una lasca con restos de este material encontrada varios metros bajo el suelo marino en condiciones de ausencia de oxígeno, gracias a lo cual pudo conservarse [+info].

Crédito: RMO

  • Y, precisamente, un pedazo de resina de abedul de hace 5700 años ha permitido recuperar el ADN de la persona que lo masticó a modo de chicle, en la actual Dinamarca. Era una mujer de pelo y piel oscuros, ojos azules, y de procedencia más relacionada con los cazadores recolectores de la Europa continental que con los pobladores de las zonas del norte. También se han encontrado restos de ADN de pato y de avellanas, que habrían sido sus últimos alimentos masticados, y de la bacteria Porphyromonas gingivalis, relacionada con la periodontitis [+info].

Crédito: Theis Jensen

  • Empleando técnicas de radar en 3D, en White Sands National Monument (New Mexico, EEUU) se han podido identificar huellas del Pleistoceno superior dejadas por mamuts y perezosos gigantes, así como por humanos que seguramente estarían acechándolos para cazarlos. Además, no solo se ha conservado la forma de las huellas, sino que también se puede estudiar la presión empleada por el animal al dejarlas [+info].

Crédito: Matthew Robert Bennett

  • Se han descubierto en Tultepec (México) las primeras trampas artificiales para cazar mamuts (estimadas en 15 ka), que se utilizaron durante 5 siglos. También existen sitios así en Europa y en Siberia, pero son naturales, no excavados. Esto sugiere que los humanos se organizaban para encontrar los sitios más apropiados, cavarlos y prepararlos, y procesar los mamuts (800 huesos de al menos 14 individuos) [+info].

Foto: EFE

Más información:

  • Paleoantropología 2019: resúmenes de novedades por trimestre: 1T | 2T | 3T
  • Paleoantropología 2018: resúmenes de novedades por trimestre: 1T | 2T | 3T | 4T
  • Paleoantropología 2017: resúmenes de novedades por trimestre: 1T | 2T | 3T | 4T

3 pensamientos en “Paleoantropología: novedades 4º trimestre 2019

  1. Pingback: Paleoantropología: novedades 4º trimestre 2019 — Nutcracker Man – Neurociencias divertidas

  2. Con estos nuevos descubrimientos, la evolución humana adquiere nuevos matices. Y todo a partir de piedra duras(sílex), dientes, resinas masticadas y pare ud. de contar. Por muy extenso tu artículo, ningún concepto se puede pasar por alto. Todo adquiere una importancia vital para saber a ciencia cierta como fue que llegamos a ser nosotros en la actualidad. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  3. A mi lo de la extinción de los neandertales por fluctuaciones demográficas no me convence, Resulta difícil creer que una especie inteligente , físicamente muy adaptada al medio que durante 300k ocupo con èxito Europa desapareciera casi por azar en 10k.años . Minimizar la variable sapiens pienso que es reconfortante pero .. en fin a ver que nos depara el 2020

    Le gusta a 1 persona

Responder a Carlos Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .