Hace 200.000 años los humanos ya usaban camas de hierba (Border Cave, Sudáfrica)

Hace 200.000 años los humanos ya usaban camas de hierba (Border Cave, Sudáfrica)

[English version below]

Se acaba de publicar el hallazgo de camas o lechos de hierba de más de 200.000 años en el yacimiento de Border Cave (Sudáfrica), que los humanos realizaron para acondicionar zonas de trabajo y espacios utilizados para el descanso. Además, se ha documentado el uso controlado de fuego en una secuencia completa entre 200 y 38 miles de años (ka).

Es un estudio destacado ya que, al igual que sucede con los objetos de madera, es excepcional encontrar evidencias de uso de plantas en la prehistoria, ya que los materiales orgánicos no se suelen conservar. Resumo las principales conclusiones de este trabajo:

  • En el fondo de la cueva se colocaron gavillas de hierba que pertenecen a la subfamilia Panicoideae, a modo de camas y sobre lechos de cenizas. A su vez, en algunos casos los lechos de ceniza eran un remanente de antiguas camas de hierba que fueron quemadas.
  • Los lechos de ceniza bajo las camas son deliberados, para crear una base libre de suciedad, aislar las camas y repeler a insectos. En estudios etnográficos previos se han documentado prácticas culturales para evitar picaduras de insectos mediante estratos de ceniza. La ceniza bloquea el aparato respiratorio y succionador de parásitos como las garrapatas u otros insectos plaga y, en ocasiones, los deshidrata. Los restos del arbusto aromático sudafricano Tarchonanthus se identificaron en la parte superior de una de las camas de hierba de uno de los estratos más antiguos de Border Cave. Esta planta todavía se usa en el Este de África para repeler a los insectos en las zonas rurales.
  • Estas camas se emplearían para el descanso y también para acondicionar espacios cotidianos de trabajo, ya que sobre ellas se han encontrado restos de talla de piedra, remontajes de fragmentos y restos de ocre rojo y naranja (que suele utilizarse para decoración corporal o de objetos).
  • Se han hallado restos de hogares apilados a lo largo de la secuencia (que abarca 200-38 ka). En este lugar se producía fuego a voluntad y de manera habitual, y se usaban las cenizas junto con plantas para acondicionar los campamentos y mantenerlos limpios y libres de insectos o parásitos. Dichas estrategias de acondicionamiento del espacio de habitación habrían tenido beneficios para la salud y, probablemente, mejoraron las condiciones de vida de esas comunidades. Aparte, recordemos que los hogares funcionaban probablemente como zonas de agregación: junto a ellos se duerme, se realizan tareas y se desarrollan interacciones sociales.

Sigue leyendo

Paleoantropología: novedades 2º trimestre 2019

Este ha sido un trimestre cargadísimo de avances en nuestro conocimiento sobre la evolución humana. He recopilado ¡32! y no recuerdo ningún otro resumen periódico con tantas… En realidad, ojalá el número siga creciendo y tenga que “quejarme” en más ocasiones.

  • Para empezar, destaco importantes hallazgos en Asia, continente con muchos huecos que rellenar todavía en el registro fósil humano. Vivimos la presentación de una nueva especie, Homo luzonensis, definida a partir de 13 fósiles procedentes de la cueva de Callao, al norte de la isla de Luzón (Filipinas): dientes, huesos de las manos y los pies, y un fragmento de fémur, que pertenecieron al menos a 3 individuos (2 adultos y 1 niño). Se han datado por series de uranio un metatarsiano descubierto en 2007 en 67 miles de años (ka), y un diente en 50 ka. Los dientes son muy pequeños, recuerdan a los de Homo floresiensis o humanos modernos en su tamaño y estructura simple, pero recuerdan a dientes de australopitecinos en el esmalte y las raíces. Las falanges de manos y pies son curvadas y tienen aspecto primitivo, similares a los de los australopitecinos, la del pie presenta signos de fuertes inserciones musculares para la flexión. Sugieren una adaptación a la vida arbórea: una reliquia, curiosa retención de rasgos de los humanos de que descienden [+info].

Fossil remains of H. luzonensis from Late Pleistocene sediments at Callao Cave. Credit: Détroit, F. et al. (2019) Nature

  • Hasta ahora los únicos restos que teníamos de los denisovanos eran 5 fósiles procedentes de la cueva de Denisova (Siberia, Rusia): 3 dientes, 1 falange de dedo y 1 fragmento de parietal. Es mayo se publicó una mandíbula de 160 ka de antigüedad perteneciente a esa especie y hallada en en la cueva de Karst Baishiya en Xiahe (China) a 3280 metros de altitud. Este espécimen muestra que los denisovanos se adaptaron a ese ambiente escaso en oxígeno, mucho antes de que Homo sapiens llegara a la región. La mandíbula de Xiahe representa por ahora el hominino mas antiguo en la meseta tibetana [+info].

The Xiahe mandible (a, b, d, e, views after digital removal of the adhering carbonate matrix). Credit: Chen F. et al (2019). A late Middle Pleistocene Denisovan mandible from the Tibetan Plateau

Sigue leyendo

Paleoantropología: novedades 4º trimestre 2018

Llegamos al final de 2018, de nuevo un año fenomenal para el avance en nuestro conocimiento sobre la evolución humana. Cada vez es más difícil realizar una selección de las principales novedades del trimestre. He resumido 20, que se unen a las 15 del tercer trimestre, 13 del segundo y 14 del primero: 62 noticias importantes en paleoantropología en un solo año. ¡Feliz 2019!

  • Los humanos actuales que presentan determinados fragmentos de ADN neandertal en su genoma tienen cráneos ligeramente menos redondeados. Esos fragmentos se relacionan con la expresión de dos genes: UBR4, que regula el desarrollo de las neuronas, y PHLPP1, que afecta al desarrollo de las vainas de mielina que aíslan los axones. Esta conclusión, que se enuncia de una manera tan sencilla, es el resultado de combinar el estudio de reproducciones virtuales de cráneos de neandertales y de humanos modernos elaborados a partir de tomografías computarizadas, con la búsqueda de las variantes genéticas neandertales en una muestra de 4.468 personas y su correlación con los grados de redondez del cráneo calculados a partir de resonancias magnéticas [+info].
Neandertal vs Homo sapiens skulls

Neanderthal skulls (left) are more elongated than modern-human skulls (right). Credit: Philipp Gunz.

Sigue leyendo